El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, destacó que el Gobierno ha actuado con prudencia al anunciar la reducción del IGV de 18% a 17% a partir de julio, pero condicionada al cumplimiento de ciertas metas de recaudación fiscal.

Formalización. “Hemos sido muy prudentes allí, el presidente Kuczynski considera que la formalización es uno de los problemas más importantes que tenemos que revertir y la reducción del IGV ayuda en esto”, declaró en RPP Noticias.

Explicó que si en seis meses la recaudación no cruza cierto umbral, “en verdad no tiene sentido disminuir el IGV porque tendría impacto en las cuentas fiscales”.

Se postergaría. “Lo peor que podemos tener este año es no tener los ingresos para ejecutar toda la inversión pública y los programas sociales que queremos hacer, entonces le hemos puesto un gatillo, si en determinado momento no llegamos a esa recaudación que queremos, tendremos que postergar la reducción del IGV, es una norma prudente”, detalló.

Zavala reconoció que la recaudación “no viene tan bien como creíamos, estamos tomando medidas desde la Sunat y desde el Ministerio de Economía”.

Nueva ley. Indicó que si no se logra la meta de recaudación, no surtirá efecto la disminución del IGV y se tendría que enviar otra ley al Congreso para definir nuevas condiciones para la reducción de este impuesto.

Reducción del IGV. A través de un decreto legislativo publicado el sábado, el Gobierno oficializó la reducción del Impuesto General a las Ventas (IGV) en un punto porcentual de 18% a 17% a partir del 1 de julio de este año, condicionada a metas de recaudación.

Así, la tasa del IGV pasará de 16% a 15%, lo que sumado al 2% del Impuesto de Promoción Municipal arroja una nueva tasa conjunta de 17%.

El decreto precisa que la reducción del IGV está sujeta a que al 31 de mayo de este año la recaudación anualizada del IGV neto de sus devoluciones internas deberá alcanzar el 7.2% del PBI. Si no se alcanza dicha meta, el IGV seguirá en su nivel actual de 18%.


LEAVE A REPLY