Blind Melon fue amor a primera vista para mi. Me proyecta a otra dimensión, me despierta sensaciones únicas, hermosas y melancólicas sensaciones que solo siento cuando escucho su música. Los seguí desde el comienzo, por eso me dolió tanto el final.

Escuché de la muerte de Shannon un domingo, minutos antes de entrar a la ciudad de Córdoba viajando en colectivo por la ruta 19, pasada la medianoche y con la inmensa ciudad y sus luces al acecho. En la radio de mi walkman dijeron que Shannon Hoon había muerto de una sobredosis. Inmediatamente pusieron “No Rain”, “Change” y “Galaxie”. La sensación al ver la inmensa noche y la ciudad iluminada debajo, un cielo estrellado y la voz de Shannon Hoon sonando en mis oídos tan viva aún, es algo que no olvidaré. En ese momento me sentí tan cerca de Hoon, y me di cuenta que las canciones sirven, entre otras cosas, para robar pequeños pedazos de eternidad y dejárnoslos al alcance de nuestras manos.

 

Todo ocurrió en los primeros años de los inolvidables ‘90. Blind Melon sacó su primer disco de estudio el 14 de septiembre de 1992, y el último el 15 de agosto de 1995. Luego apareció un disco de rarezas titulado Nico y un dvd. Eso es todo. Como muchas veces suele pasar en el camino hacia el éxito se interpone algún obstáculo y todo se derrumba. Ese obstáculo se cruzó en la vida del carismático cantante y lider de la banda Shannon Hoon en la madrugada del 21 de octubre de 1995 en New Orleáns, en medio de la gira de promoción del disco Soup. El obstáculo se llamó sobredosis de cocaína y dio muerte al cantante de apenas 28 años . Shannon se fue a dormir y nunca despertó. En este artículo rescataremos la vida musical de Blind Melon y los últimos días de Shannon Hoon, sus últimas horas en este mundo antes de que nos deje para siempre, por lo menos su cuerpo, porque su espíritu permanecerá en esas clásicas canciones llenas de una sutil melancolía.
I know we all can’t stay here forever, so I want to write my words on the face of today and then they’ll paint it. Sé que no podemos quedarnos aquí para siempre, entonces quiero escribir mis palabras en la cara de este día, y luego ellos lo pintarán. Extracto del tema “Changes” de Blind Melon que figura en la tumba de Shannon Hoon
Muchos llamaron a Blind Melon una banda retro, y puede ser verdad. Eran una típica formación de rock, pero hacían mucho más que rock. Los noventa fueron años de grunge y Blind Melon mezclaba esas guitarras y esa actitud grunge con el viejo rock & roll estilo Led Zeppelín. Si a eso le sumamos que eran lideraos por una de las personas más carismáticas que dio el rock en las últimas décadas, el cóctel es explosivo.

Blind Melon fue conocido porque su cantante, Shannon Hoon, quién apareció en el video “Don’t Cry” de Guns’d Roses. Luego de esa aparición grabaron el primer disco, titulado simplemente Blind Melon, y el tema “No Rain” (en el video se puede ver a una niña disfrazada de abeja) sonó y suena por todos lados aún hoy. Un perfecto clásico con un punteo de guitarra atrapante y la voz de Shannon, esa voz tan delgada, tan prístina bailando sobre esa y todas las demás canciones. El disco vendió más de 4 millones de copias y los mantuvo de gira por un par de años. Canciones como “Change”, “Desert”, “Drive”, “Tones of Home”, “Sleepyhouse” son ya clásicos en la discografía de los Melon y sí, tenían ese tínte clásico que muchos reprochaban pero que a la mayoría de los escuchas nos fascinaba. Las cosas crecían a gran escala para la banda. De tocar en pequeños estadios terminaron haciendo multitudinarios shows para luego recluirse y preparar el regreso con un gran disco, Soup, el que sin que lo supieran sería el último; un disco que por diversas razones fue subvalorado y no tuvo tanto éxito comercial, aunque se trate de una pequeña obra maestra (más potente y mejor arreglado que el anterior). Pero las canciones se tiñen de un luto negro muerte que hace que cada palabra, cada armonía, cada acorde, suene distinto. Soup apareció el 15 de agosto de 1995. Sahnnon Hoon murió el 21 de octubre del mismo año. El primer corte del disco, “Galaxie”, los muestra enteros, a los gritos y con un sonido psicodélico. En las pocas entrevistas hechas para presentar el disco nos enterábamos que Shannon había estado en una clínica de desintoxicación y que estaba listo para salir de gira pero con una persona a su lado que lo cuidara. Se edito Soup y la banda salió de gira por los Estados Unidos. Filmaron el video de “Toes Across the Floor” unos días antes del fatídico 21 de octubre. El disco iba lentamente creciendo y conquistando a un público nuevo. Las canciones seguían siendo geniales y la voz de Shannon bien al frente aún hoy suena emocional, definitiva, como un réquiem.

LUEGO LLEGO LA MUERTE.
Esto es un resumen de lo que aparece en el cd de Nico, una entrevista a los miembros de la banda que cuentan como fue el final.
Blind Melon tocó la noche del 20 de octubre en el Numbers de Houston, Texas. Seguidamente de un show un tanto “errante”, ya que una semana antes habían despedido al custodio personal que mantenía a Shannon limpio de drogas y había vuelto a consumir, lo que incrementaba la tensión en la banda y hacía que esta no sonara ajustada. Shannon estaba fastidiado, lo mismo su compañeros de banda. Esa noche, viajando en bus de Houston a New Orleans, la banda discutió su futuro. Alguien llegó a decirle esa noche a Shannon que ya tenían el réquiem para su lápida si no dejaba la droga de lado. A medida que la noche pasaba y continuaban viajando el ambiente se fue calmando. Shannon consumió toda la noche pequeñas dosis de cocaina. Fue a la cabina del bus y allí viajó hasta que llegaron a New Orleáns entrada la madrugada. Mientras sus compañeros estaban durmiendo el bajó a una cabina de teléfono y llamó a su novia, Lisa, con quien acababa de tener un hijo: Nico Blue Hoon. Hablaron más de una hora por teléfono. Luego Shannon fue a una cafetería donde tomó un café y leyó el diario local; cerca de las 9 de la mañana subió al bus. Cuentan que se quedó desnudo y se tiró en la cama de uno de sus compañeros de banda que ya había bajado. Se encerró allí y esa fue la última vez que lo vieron vivo. Pasado el mediodía sus compañeros lo buscaban para hacer la prueba de sonido, lo creían dormido. Hasta que entraron y lo vieron ya muerto.
Las radios universitarias americanas y luego las de todo el mundo daban la noticia de su muerte. Había muerto una persona talentosa, que amaba a su familia, el mismo que cuando falleció Kurt Cobain se fue a Seattle con su novia a filmar la vigilia de los jóvenes en las plazas (lo que lo afectó mucho); se fue la persona que apareció, el día posterior del suicidio de Cobain, con un signo de pregunta dibujado en su frente por la TV abierta americana en uno de los programas más vistos. Murió el adolescente que jugaba con las drogas, que quería estar sobrio para disfrutar de su hijo pero que no podía; el mismo que en Woodstock, vestido de mujer, fue detenido por orinar al público; el que compuso temas inolvidables y el que nunca pensó morir a los 27, en medio de una gira, y dejarnos sin su música.
Shannon está enterrado en Daytona, Indiana. Una vigilia se celebra anualmente todos los 26 de septiembre, día en que Shannon nació.
Luego apareció un disco de “grabaciones encontradas” y canciones que quedaron fuera de Soup llamado NICO, que para muchos contiene lo mejor que han hecho. Allí se pueden escuchar desde grabaciones caseras, hasta la primer grabación de un tema de los Melon en un estudio, la bellísima “Soul One” donde Shannon canta casi proféticamente “…pero nunca, nunca tuve la chance de decir adiós…”; también aparece la canción “Soup” que inexplicablemente no entró en el álbum anterior que tomaba incluso el nombre de esta canción y hasta una grabación que Shannon le dejó a un compañero de banda en el contestador telefónico semanas antes de su muerte “Letters from a porcupine”.

Nos queda su voz tan mágica y única. Su espíritu siempre luminoso. Nos quedan las canciones, las mismas en donde Shannon Hoon quiso dejarnos una parte de eternidad para que disfrutáramos mientras el escribía sus palabras en la cara del día.


Fuente: Weblog de Diego Passamonte

LEAVE A REPLY