El defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, dijo que el contrato de concesión con Rutas de Lima que permite el cobro de un nuevo peaje en Puente Piedra debería renegociarse.

“Yo creo que el contrato pide a gritos una renegociación. Los contratos son vinculantes y la Constitución los protege, pero todo contrato surge de un contexto contractual”, señaló en una entrevista con Canal N.

Un grupo de vecinos del distrito limeño y de transportistas marcharon contra la instalación del nuevo peaje, protesta que generó disturbios y enfrentamientos con la Policía. El director de la Policía Nacional, general Vicente Romero, indicó que los desmanes dejaron de cinco garitas destrozadas, nueve heridos (cinco de ellos son policías) y 28 detenidos.

Gutiérrez Camacho comentó que el texto contractual está sustentado en un contexto contractual y el contexto ha cambiado. “Hay que renegociar el contrato”, manifestó.

La postura de la MML. A través de un comunicado, la Municipalidad de Lima expresó que está obligada a respetar el orden jurídico y, por lo tanto, la obligación pactada sobre el nuevo peaje de Puente Piedra, contenida en el contrato de concesión suscrito por la gestión de la exalcaldesa Susana Villarán con la concesionaria Rutas de Lima el 9 de enero de 2013.

La comuna señala, además, que el contrato obliga a Lima a asumir penalidades en caso de incumplimiento “sin perjuicio de las responsabilidades que pueden derivar de la vulneración del artículo 62 de la Constitución Política del Perú”.

El alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, dijo que su gestión municipal está “maniatada” por este contrato, que está garantizado por la ley y la Constitución. “Nosotros no podemos modificar absolutamente nada de ese contrato”, afirmó en diálogo exclusivo con RPP Noticias.

Lo que dice la concesionaria. Rutas de Lima manifestó que el incremento de la tarifa y la implementación del nuevo punto de peaje en esa zona ya se encontraban fijados en el contrato suscrito con la Municipalidad de Lima.

“El contrato de concesión, suscrito con la Municipalidad de Lima en el año 2013, se ejecuta sin presupuesto público. La concesión prevé la ejecución de obras con inversión 100% privada, a fin de mejorar la infraestructura en beneficio de los usuarios. La recaudación va a un fideicomiso que sirve para la operación y mantenimiento, y para la recuperación de la inversión”, afirma a través de un comunicado.


LEAVE A REPLY