Marisabel Cuzma

El problema de nuestra ciudad capital, Lima, es su ‘desarrollo’ desordenado en diversos aspectos: transporte, edificaciones, conexiones, vías de evacuación, etc. Este desorden trae consigo emergencias de distinta naturaleza, como los incendios

Giancarlo Passalacqua, director de prevención de incendios del Cuerpo de Bomberos, en entrevista con Perú 21 indicó que en nuestro país no existe una cultura organizacional de seguridad y a ello se suma una escasa voluntad a sujetarse a los reglamentos y normas de seguridad contra incendios.

Así tenemos:

A nivel doméstico:

  • Elevada presencia de productos combustibles y altamente inflamables en las viviendas, como son los plásticos, televisores y computadores en desuso.
  • Sobrecarga en las conexiones eléctricas. Los cables al aire.
  • Falta de limpieza en los techos de las viviendas, pues la mayoría considera a las azoteas como sus depósitos de basura o desechos, muchos de estos son altamente inflamables.

A nivel industrial, comercio y edificaciones:

  • Se debe cumplir estrictamente con lo estipulado en el Reglamento Nacional de Edificaciones (RNE ), que contiene toda una serie de normas para regular las construcciones en el país.
  • La Norma 130 establece específicamente los requisitos de seguridad y sistemas de evacuación. ¿Cuántos los cumplen?
  • Aplicar el Código Nacional de Electricidad .

¿Qué situación tienen las casonas antiguas?

Respecto a los inmuebles históricos del Cercado de Lima , el director de prevención de incendios del Cuerpo de Bomberos dijo que estas tienen una “situación muy compleja”.

“Se deben señalar protecciones especiales para no perjudicar el patrimonio histórico, pero no se debe permitir el uso de estas para cualquier actividad”, sostuvo Passalacqua, tras preguntarse si es correcto que los recintos históricos de nuestra ciudad sirvan como almacenes, zapaterías, galerías, ¿está bien hacer ello?, ¿es esto legal?

Al respecto, dijo por ejemplo que en la Unión Europea, el patrimonio cultural tiene usos bien definidos y se permiten hacer pequeñas modificaciones a las estructuras para mantener tanto el patrimonio, como la seguridad de las personas: “En nuestro país es imposible realizar cualquier modificación”.

Estas son las recomendaciones de Giancarlo Passalacqua:

  • La principal recomendación que haría a la ciudadanía, tanto al dueño de la casa, como al de la tienda, la fábrica, la discoteca, u otro establecimiento es que hagan parte de sí el tema de la seguridad. Cambiar esta situación no va a funcionar con multas, sino con una cimentada cultura de seguridad y respeto a las normas.
  • Limpiar las casas más seguido, retirando todos aquellos productos en desuso, sobre todo altamente inflamables.
  • Solicitar la supervisión de nuestras conexiones a un electricista.
  • Las viviendas en general deben contar con un detector de humo, ya que estos salvan muchas vidas. Su costo es accesible, un promedio de S/ 40.

LEAVE A REPLY