El mercado de las pizzas se prepara para la guerra

0
120

Leslie Salas Oblitas

Después del pollo a la brasa y del chifa, la pizza y las hamburguesas vienen peleando palmo a palmo por ganar el tercer lugar en la preferencia del consumidor peruano.

“Hemos nacido comiendo pollo a la brasa y chifa, en cambio, la pizza es un concepto importado que pese a no estar en nuestro ADN viene escalando posiciones en el país y en el mundo”,  asegura a Día1 José Luis Camino, gerente general de Domino’s Pizza Perú.

El año pasado los peruanos gastaron US$504 millones en comprar pizza según un estudio  de Euromonitor International, revelado en exclusiva para este suplemento. Esto nos coloca casi a la zaga de la región, pero por encima de Chile y Venezuela -y claro muy lejos de los US$41.709 millones que mueve esta categoría en Estados Unidos o Italia (US$22.884 millones)- pero no por ello deja de ser un mercado atractivo y con gran potencial.

Potencial, que a juzgar por David Mackinson, gerente de investigación en Euromonitor International, va aunado a la evolución de la economía peruana y al crecimiento de la clase media.

Otro aspecto importante, asegura Camino es que la pizza, poco a poco, está siendo adoptada en gran medida por las nuevas generaciones, lo que permitirá que el sector siga creciendo.

Todas estas condiciones, sin duda, ponen a nuestro país en vitrina. Así, la tercera empresa más grande de Estados Unidos, Little Caesars que, tras un año de analizar el mercado peruano de la mano de Nexo Franquicia, hoy busca regresar y cobrar revancha.

De hecho, hace unos días Michael Therrian, director internacional de la marca, con más de 5.000 puntos de venta en el mundo, estuvo en la capital para reunirse con grupos económicos y operadores importantes del rubro de la gastronomía a fin de encontrar a un máster franquiciado que pueda aguantar la agresiva expansión de la cadena.

“El plan de Little Caesars es abrir 30 puntos de venta en los próximos 10 años. El primero sería inaugurado en los próximos seis meses (2017)”, revela Therrian a Día1.
El ejecutivo acota que se enfocarán en los consumidores de la base de la pirámide con su propuesta de ‘más valor por menos dinero’.

Fernando López de Castilla, socio gerente de Nexo Franquicia, asegura que la propuesta de Little Caesars golpeará el mercado.

Pero su expansión no se compara a la que tendrá Domino’s. La marca, hoy manejada por DPP Corp, quiere tener 50 locales hasta el 2021 y unos 15 al cierre del 2017. La segunda franquicia de pizza más fuerte en el mundo también espera borrar el mal sabor de boca que le dejó su corta, pero estrepitosa partida. José Luis Camino, quien también manejó la marca en México, comenta que han empezado con buen pie, pues su primer y único local en Miraflores ha superado las expectativas. “Queremos retomar el posicionamiento de la marca y apuntamos a ser los líderes. Vamos a trabajar para ello, pero quien marcará la pauta será el consumidor”, asegura.

Serán entre tres y cinco años, estima, el tiempo que tendrá que transcurrir para analizar cuál es su posición en el mercado.

El alejamiento de Domino’s, sin duda, benefició más a Papa John’s, manejada en el país por NG Restaurants (Intercorp), sostiene Liliana Alvarado, directora de la Escuela de Posgrado de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP).

Estrategia a futuro
Pero, ¿qué pasará ahora ante la mayor competencia? ¿En qué y hacia dónde se enfocarán las estrategias de sus principales participantes para ganar una mayor tajada del mercado?

Pizza Hut (Delosi), líder de la categoría en el Perú y en el mundo, indica que están apostando decididamente por el e-commerce. Hoy, este canal ya representa el 10% de sus ventas. “La flexibilidad de los formatos con restaurantes, delivery, patios de comida y ahora a través del e-commerce sin duda es una ventaja”, enfatiza.

Pero no están solos en este camino, para Miguel Fernández, gerente general de Telepizza Perú, la prioridad de la marca también es enfocarse en las herramientas online. En ese sentido, refiere que van a desarrollar diversas campañas y potenciar sus plataformas, a fin de entregar un mejor servicio.

Incluso, asegura que, ya están a la vanguardia digital en el mercado peruano, con una plataforma online que es ‘web responsive’ y que contempla una app para IOS y Android. “En los últimos años ha existido un gran crecimiento de la compra por comida vía app, que también ha influido en el consumo de pizzas”, añade.

Papa John’s atiende pedidos desde su página web; mientras que Domino’s también proyecta abrir este canal y tener su app en el 2017, ya que por el momento con tan pocos locales no se justificaría implementar estas herramientas  este año, como lo anunciaron inicialmente. Además, la mira está puesta en el segmento joven.

Quien sí tendría un mayor trabajo por hacer es Pizza Raúl (Negociaciones Dupont). La cadena peruana -que en el 2014 lideró las ventas del sector y que luego en el 2015 descendió posiciones (según Euromonitors International) y enfrentó el cierre de locales- aún no incursiona en el canal online, lo cual no le permitiría competir de igual a igual con las grandes cadenas extranjeras.

Es claro, que todos estos jugadores tienen el mismo blanco (e-commerce), el reto ahora será qué harán para diferenciarse.

LEAVE A REPLY